de

Electrología es el término utilizado para referirse al estudio de la aplicación de electricidad para la eliminación definitiva del pelo. Los métodos utilizados por la Electrología son la Electrólisis y la Termólisis.

La técnica consiste en la inserción de una fina sonda de metal por el canal del folículo piloso. Una vez alcanzada la base del folículo, se aplica una pequeña cantidad de corriente que, dirigida al punto correcto y con la intensidad y tiempo adecuados, destruye las células germinativas responsables del crecimiento del pelo, dejando el folículo sin capacidad para regenerarse. Después se retira la sonda y se extrae el pelo, que se desliza hacia el exterior sin ninguna resistencia.

La Electrólisis:
Inventada en 1875, consiste es una reacción química que se genera en el tejido tras la aplicación de una corriente galvánica.
Hoy en día esta técnica ha quedado obsoleta por resultar muy lenta.

La Termólisis:
Es la reacción térmica que se genera en el tejido tras la aplicación de una corriente alterna de alta frecuencia.
Actualmente es el sistema más utilizado. Consigue destruir la base del folículo sin dañar la epidermis. Los avances tecnológicos de los últimos años han dado como resultado una nueva termólisis, la TERMÓLISIS FLASH consistente en pulsos muy cortos que la hacen muy rápida y bien tolerada.

▪ El Método Blend:
Es la combinación de la Electrólisis y la Termólisis.
Resulta más lento que la Termólisis y también más molesto, pero es altamente eficaz en la eliminación de pelo grueso y muy profundo. No es recomendable para pelos más finos o superficiales.
depilacion electrica

En los tres métodos la aplicación de la corriente tiene como resultado la coagulación del tejido y destrucción de las células que dan lugar a los folículos y por tanto al pelo.
El que exista cierta incomodidad durante la Depilación Eléctrica es un factor que varía dependiendo de la tolerancia del paciente y de la zona del cuerpo tratada. La sensación experimentada ha sido descrita de formas muy variadas: ligero calor, pellizco, cosquilleo…

En la actualidad la sensación percibida durante el tratamiento se ha reducido a la mínima expresión gracias al avance en la tecnología, que permite obtener los mismos resultados de siempre con aplicaciones de corriente de menor intensidad y duración de milésimas de segundo.

¿Cuándo debemos elegir hacer depilación eléctrica en vez de la fotodepilación?

- Cuando el pelo a eliminar es rubio, pelirrojo, se trata de canas o vello superficial.
- Si se está tomando de forma continuada medicamentos que puedan ocasionar reacciones de fotosensibilidad.
- Tras los tratamientos con fotodepilación es posible que quede vello residual, En esos casos será necesaria la depilación eléctrica si se desea lograr una depilación total.
- En zonas dependientes de producir pelo por estímulos hormonales, como son barbilla, perfiles de la cara, escote, línea alba, brazos, son tratamientos principalmente de depilación eléctrica, aunque en algunas ocasiones lo más conveniente será combinar los tratamientos empezando por unas sesiones de fotodepilación, para luego terminar con depilación eléctrica, siendo fundamental valorar bien el pelo a tratar.

Dejar un Comentario