Fotorejuvenecimiento

Tratamiento facial no invasivo

El Fotorejuvenecimiento es un tratamiento facial no invasivo (puede ser aplicado en otras zonas como manos o escote)que consiste en aplicar pulsos de luz intensa (IPL) en la piel penetrando en ésta y estimulando la formación de nuevo colágeno.

La Luz Pulsada Intensa o IPL actúa estimulando células de la piel llamadas fibroblastos, produciendo la recuperación y regeneración de los tejidos mediante la estimulación de producción de colágeno y elastina.

El fotorejuvenecimiento con IPL puede tratar una amplia variedad de problemas de la piel. Puede utilizarse para eliminar manchas rojas o enrojecimiento difuso y puede ayudar con las manchas producidas por el sol o la rosácea. Dado que estimulan la producción de colágeno, los tratamientos con IPL ayudan también a suavizar la textura dispareja de la piel, a cerrar los poros dilatados y a eliminar arrugas. Es decir, a conseguir una piel más fresca y joven. Mejora la calidad la piel y proporciona un aspecto más suave y terso de forma duradera.